La vivienda, sin fondos

miércoles, 9 de diciembre de 2009

El gobierno porteño redujo en un 40% el presupuesto destinado al Instituto de Vivienda de la Ciudad. Pese a que en la Ciudad de Buenos Aires existe un déficit habitacional del 15 por ciento, el macrismo le restará más de 200 millones de pesos en el Presupuesto 2010 y venderá bienes de IVC.
Para el presidente de la Comisión de Vivienda, el legislador de la Coalición Cívica Facundo di Filippo "el Ejecutivo debería replantearse qué hacer con esta institución, que es ineficiente, carece de políticas serias y no justifica su estructura. Este año apenas entregó 80 créditos individuales. De los 308 millones de pesos que proyectan para 2010, 270 provienen de aportes de la Nación". Además, aseguró que para el año próximo, el presupuesto del IVC será “proporcionalmente el más bajo de la historia de la Ciudad”.

De los 12 programas del Instituto, a cinco se les reducirán los recursos y, a cuatro, directamente, se los dará de baja. Con la nueva distribución de fondos, desaparecerán los planes destinados a adjudicar planes de vivienda para sectores de clase media (contaba con un presupuesto de 23 millones de pesos); rehabilitar conventillos (8 millones de pesos), darles subsidios a las cooperativas de construcción (contaba con 3 millones), y recuperar la traza de la ex AU3, en Villa Urquiza. Además, seis propiedades que el Instituto tiene en la provicnia de Buenos Aires, serán vendidos.
“Con el presupuesto previsto, Macri y su elenco vuelven a mostrar una absoluta ineficiencia y desinterés en uno de los problemas más graves de la ciudad, que afecta a medio millón de personas”, acus´ño el legislador.
Un gran parte de los fondos se destinará a pagar los sueldos de los 800 empleados del Instituto, con una cifra que superará los 80 millones de pesos.
Gentileza de Proyecto Sur

Según el ex gerente del IVC Luis Ostrej en la Ciudad hay más de 180 mil viviendas abandonadas, pero esta situación se mantiene como parte de una especulación inmobiliaria para subir el precio de la tierra, la construcción y la compra o alquiler de inmuebles. Su teoría también se sustenta cuando se analiza la actual cúpula directiva del IVC: el presidente del Instituto, Roberto Apelbaum, es un ex directivo de IRSA, la mayor constructora de shoppings e inversora en inmuebles.
Para 2010 se prevé un recorte general del 33 por ciento en la partida presupuestaria destinada a los programas relacionados con el área de vivienda y se destina más de la mitad de los fondos previstos para villas de a trabajos de emergencia y no a políticas estructurales. A comienzos de este año, el presupuesto del IVC había sufrido recortes discrecionales por parte del ejecutivo. Mientras esta área no es prioritaria para la gestión PRO, más de 300.000 personas viven en condiciones precarias o direcatmente en la calle.

1 comentarios:

Maria Noel Alvarez 10 de diciembre de 2009, 13:30  

Lo más triste es conocer las historias de las personas afectadas por la falta de viviendas. Mucha gente viene del interior, no tiene garantías para conseguir un alquiler y los hoteles son carísimos. Encima, muy pocos hoteles aceptan niños. Asi es como terminan familias viviendo en las calles,
Un tema demasiado urgente e importante para que el gobierno deje de lado, no?

Baires en Imágenes

No hay ciudad sin poesía

El Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires lanzó un campaña llamada "No hay ciudad sin poesía" dónde, por medio de afiches en la vía pública, citó textos de escritores y poetas Argentinos que le dedicaron páginas a ésta ciudad.

Nosotros hacemos nuestro aporte:

MILONGA, Oliverio Girondo

Sobre las mesas, botellas decapitadas de “champagne” con
corbatas blancas de payaso, baldes de níquel que trasuntan
enflaquecidos brazos y espaldas de “cocottes”.
El bandoneón canta con esperesos de gusano baboso, contradice el pelo rojo de la alfombra, imanta los pezones, los pubis y las puntas de los zapatos.
Machos que se quiebran en cuarto ritual, la cabeza hundida
entre los hombros, la jeta hinchada de palabras soeces.
Hembras con las ancas nerviosas, un poquito de espuma
en las axilas, y los ojos demasiado aceitados.
De pronto se oye un fracaso de cristales. Las mesas dan
un corcovo y pegan cuatro patadas en el aire. Un enorme espejo se derrumba con las columnas y la gente que tenía
dentro; Mientras entre un oleaje de brazos y de espaldas estallan las trompadas, como una rueda de cohetes de bengala.
Junto con el vigilante, entra la aurora vestida de violeta.

Bueno Aires, octubre, 1921

Música en la Web

Loading...
Se ha producido un error en este gadget.

Noticias de Portal del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires

  © Free Blogger Templates Columnus by Ourblogtemplates.com 2008

Back to TOP